Industria textil y desarrollo sostenible

Industria textil y desarrollo sostenible.

¿Qué es el desarrollo sostenible?

Se define «el desarrollo sostenible como la satisfacción de «las necesidades de la generación presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades». (Informe titulado «Nuestro futuro común» de 1987, Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo), el desarrollo sostenible ha emergido como el principio rector para el desarrollo mundial a largo plazo. Consta de tres pilares, el desarrollo sostenible trata de lograr, de manera equilibrada, el desarrollo económico, el desarrollo social y la protección del medio ambiente.

¿Cumple la industria de la moda estos tres pilares?

Desarrollo económico:

¿Cobran un salario justo los trabajadores del textil? ¿Todos?

Las condiciones económicas difieren mucho entre distintos países, pero lo que si se cumple en todos es que la persona encargada de la manufacturación de la prenda es la que menos cobra, en muchos casos no se llega al salario mínimo legal y éste  último puede diferir mucho del salario digno.

Desarrollo social:

¿Cuáles son las condiciones laborales de los trabajadores del textil?

Las condiciones laborales en el sector textil, al igual que las económicas, difieren entre distintos países, pero básicamente podemos encontrarnos con grandes jornadas laborales, discriminación, poca estabilidad, falta de seguridad laboral  y represión sindical.

Protección del medio ambiente:

¿Cuál es el origen de las telas que utilizamos?, ¿cuál el de los tintes?, ¿dañan el medio ambiente?

Las telas las podemos clasificar en tres grandes grupos. Fibras naturales, de origen vegetal y animal, fibras artificiales, producidas a partir de materias naturales  y fibras sintéticas, derivadas del petróleo. Cada una de ellas tiene mayor o menor impacto en la naturaleza. Dentro de las de menor impacto se encuentran las fibras recicladas (tanto naturales como químicas), las provenientes de la agricultura ecológica y el lino, cáñamo y yute.

En lo referente a los tintes, los naturales son los que tienen menor impacto en la naturaleza.

Los daños en la naturaleza se pueden producir debido al consumo excesivo de agua, utilización de pesticidas y plaguicidas, sobreexplotación del suelo. No debemos olvidarnos del transporte, ya que la descolocación de las fábricas hace que se invierta mucho en esta fase, con las consiguientes emisiones de CO2. Por último los residuos, tanto los producidos durante la manufacturación como en la gestión del  fin  de vida de la prenda.

Y nosotros como consumidores, ¿cuál es nuestro grado de responsabilidad?

Fuente:

http://www.un.org/es/ga/president/65/issues/sustdev.shtml